Descubre cómo son: Intrépidos, imprescindibles... los intérpretes

De mayor quiero ser intérprete. Si te gustan los idiomas, la interpretación puede ser el trabajo de tus sueños...

3/5
3 votos
Me gusta

Los idiomas pueden ser duros de pelar. Pero ya que te gusta hablar por los codos, ¿has pensado en hablar por los codos en varios idiomas?

Pero, ¿qué hace un intérprete?

Los intérpretes hacen que se entiendan las personas que no hablan el mismo idioma. Traducen sus conversaciones para que cada uno pueda expresarse en su lengua materna y no haya malentendidos.

Historia de la metedura de pata de un intérprete:

Por un desliz de un intérprete hace años (¡oops!), la gente en Japón piensa que por San Valentín las chicas tienen que hacer regalos... a TODOS sus amigos varones. Eso sí, los chicos les devuelven el detalle el 14 de marzo.

Vale, me ha picado la curiosidad. ¿Qué tengo que aprender?

Los intérpretes son unos hachas en los idiomas; mucho son trilingües o cuatrilingües. Si todavía no te aclaras ni con el español, vete practicando. ¡No es lo mismo un rostro bello que uno con vello!

¿Puedo empezar a practicar ya?
¡Ya lo creo que puedes!

Si tus padres andan detrás de ti porque ves mucho la tele, ponte a ver series en inglés y diles que estás practicando el listening. Padres: 0. Diversión: 1.

Los profes me dicen que no me callo ni debajo del agua. ¿Eso me ayudará en mi futura carrera como intérprete?

Pues sí, los intérpretes tienen que hablar durante mucho tiempo seguido sin que se les canse la voz. ¡Así que puedes decir a tus profesores que te dejen en paz!

Buenos modales para intérpretes: di "no" al ajo.

Los intérpretes de conferencias suelen trabajar apretujados en una cabina. Digamos que no es muy agradable si al otro le huele aliento...

Las 5 Cs de la interpretación:

Hemos preguntado a una intérprete profesional qué cualidades necesitamos para seguir sus pasos, y hemos decidido que esta cuatro habilidades son imprescindibles... ¿lista?

  1. Concentración: en plena interpretación, no vale quedarse empanada :$.
  2. Capacidad de síntesis: necesitarás seleccionar la información importante y expresarla de forma concisa (y no nos referimos a cuando tus padres preguntan por tu día y respondes "bien").
  3. Curiosidad: mala para los gatos, vital para los intérpretes.
  4. Cultura general: recomendamos sesiones de Trivial con tus amigos.
  5. Control de los nervios: no te asustes, aunque ahora te pongas roja al salir a la pizarra, hay esperanza. Empieza por concentrarte en la respiración y en la voz. ¡Lo demás ya llegará!

¡Gracias a Laeticia Abihssira por estos consejos!

Un hecho ligeramente exagerado: Los intérpretes ODIAN los chistes.

Los chistes y las bromas suelen ser muy difícles de traducir; muchas veces se basan en juegos de palabras, o en conceptos que hacen gracia en una cultura pero no en la otra.

¿Tú serías capaz de inventarte un chiste en el momento?

Ser intérprete tiene un porrón de ventajas:

  • ¡Estás en los actos más importantes! Conferencias, reuniones políticas, negociaciones de las grandes multinacionales... Eres la primera en enterarte de todo (pero tienes que guardar el secreto).
  • Los famosos también necesitan intérpretes. ¿Te imaginas ser la intérprete de One Direction en su gira por Hispanoamérica?
  • Te pagan en un día lo que mucha gente gana en dos semanas. El dinero no lo es todo, pero es una ventaja más.

Pues eso, que la interpretación mola. Y no nos referimos a la que hacen los actores en el teatro, aunque esa también parece bastante emocionante.


Para ayudarte a prepararte para la interpretación (lingüística), te proponemos un pequeño test de idiomas

  1. En sueco, «kaka» quiere decir…
  2. En italiano, «burro» significa…
  3. En turco, una «chorba» es…

Respuestas

  1. ¡«Bizcocho» o «pastel»!
  2. «Mantequilla».
  3. ¡Una sopa! (Sí, hay falsos amigos hasta en la sopa).

Y por último...

Todo lo que necesitas saber sobre la interpretación:

  • Traducción: no es interpretación. Los traductores escriben, los intérpretes hablan.
  • Interpretación consecutiva: en la que el intérprete toma apuntes y después repite el discurso en otro idioma.
  • Interpretación simultánea: en la que el intérprete tiene que hablar a la vez que escucha el discurso por los auriculares.
  • Interpretación susurrada: en la que se murmura al cliente al oído lo que dice la otra persona. ¡Uuuuh!

por

¡dejar mi comentario!